Últimos artículos:
A cerca de mí

Soy de las que salen y de las que no duermen. De las que se enredan siempre entre el querer y no deber. De las que secan su sed a base de whisky peche. La que no se muestra nunca endeble aunque a veces dé un traspié.

Yo soy la culpable de sueños inconfesables. De tus noches más salvajes, de todas tus bacanales. Grata sonrisa, en mi cara se divisa si adivino tu silueta al cruzar tras la cornisa.

La que en noches en vela desea volverte loco, y anhela desnudarte muy poquito a poco. La que se precipita y se lleva chascos, esperando en andenes sola y muerta de asco. ¿Me seco las lágrimas? ¿O las guardo en un frasco? La impotencia me pica como el mejor tabasco. Con los NARCO en mis cascos, me jodo y me rasco. Me siento más atrapada que en mitad de un puto atasco.

Escucha lo que digo porque es todo cierto. Para andar por ahí yo sola me bastan mis pensamientos, procuro mantenerme arriba y no quedarme sin aliento, de momento, nunca miento, mi orgullo es mi alimento.

Desandar tropiezos me parecerá un acierto. Vital es que mantengas a tu corazón contento. Andarte con tiento. El cerebro bien despierto. El alma no tan abierta, para evitar sufrimientos.

Porque no puedes fiarte ni de tu propia madre. Pero de esto te das cuenta siempre demasiado tarde. Te apuñalan por la espalda y te sonríen por delante. Y encima te dicen que lo tomes con talante.

Trastadas contrastadas serán contraatacadas y mi venganza puede ser mucho más que desquiciante, asfixiante, pez en la red sin coger aire. Delirante, loco a punto de asesinarte.

Y… ¡mira! Fui a nacer en la Sabana Africana; los bilbaínos nacemos donde nos la gana. A cambiar las sábanas me enseñó mi ama y guardar para las vacas flacas aprendí de aita. Con la pasta no hacer cávalas. Las cuentas siempre claras. El disfraz pa carnavales.

Sin mentiras nada más… o mal acabarás… carente de sinceridad, faltándote al respeto, perdiendo la dignidad. Le dieron paciencia. Practicó desobediencia. Perdiendo la inocencia, atrapada en la cadencia de los ritmos candentes que sonaban en las mezclas, y decir lo contrario es negar la evidencia.

Intenta buscar razón de su existencia aunque sabe que eso no se sabe nunca a ciencia cierta. Bien tranquila la conciencia, mientras pierde la consciencia trata de quedarse siempre con lo que sueña.

Halla la marca que en tu piel se calca y puede que descubras algún guiño del karma. La vida es teatro; un pequeño guiñol. Puede que seas princesa o puede que trovador.

Cariño, te puede tocar puta en corpiño, caballero español, mago con polvo en los bolsillos. Bruja en su rastrillo, la reina de un gran castillo. Ser un niño perdido o un detective listillo.

Yo arrastro la mala fama, mas al cardar la lana desenredo la maraña pues soy lo que ves sin trampa. Aparca la cama. ¡Arrasa la mañana! Ya al alba las alarmas clamarán amar a bravas. Las calas hablan, las playas cantan. Arrancan saldas palmas y dan alas a las almas.

¡Entérense! Sólo pretendo entretener estas mentes dementes y enreversar el ser. Que digan ¡céntrense! y lo tengan que releer porque sólo con mis rimas regenero tu vergel. Disparo a tuti plain mi tinta en el papel mientras me fumo un fleje en frente de este césped, ¿bien?

Vísteme despacio que tengo prisa ¡loco! Si tanta prisa tienes, anda y vístete tu solo. Valerte por ti mismo será tu mayor logro. Piensa dos veces las cosas y utiliza más el coco.

La gente muchas veces, por tener experiencias, del uso van al abuso y de ahí a la dependencia…Y eso es una pena… tristeza por docenas… todo porque un día dijo: “Hoy me suelto la melena”.

Me voy pa la plazuela. Hace un frío que pela. Con los dedos gélidos consigo hacerme un peta. Como buena fumeta, me guardo el tema en teta porque se que la pasma por aquí vigila atenta. Y atentan, contra toda intimidad registrando tus bolsillos con total impunidad. Yo me mantengo alerta…los seguimos de cerca… Vámonos a otro sitio que me huelo el percal…

El camino que marcamos lo ilumino con mi antorcha. Una de dos papeles
sin boquilla ni ostias… pa fumarme una ele, y con lo bien que huele no me hacen falta nunca ni la radio ni la tele.

Ojo puesto en el bolso y el otro puesto en chupa. Te miro y te vigilo desde lejos con el de la nuca. Dentro del bareto no suelto el trago nunca. Bebo hasta la última gota. Estrujo el bote hasta apurar. Y sin parar, yo nunca dejo de bailar.

Y dicen que quien bien se mueve en pista es gran artista de jazz. Capaz de improvisar en estilo horizontal mirándote de frente sin dejar de jadear. Jadea, gime grita y berrea. El sexo debe ser así; como una gran pelea. Venga, deja que te vea sudando tinta hebrea… Volviéndote loco como el quijote con dulcinea.

No soy guapa ni fea. Estoy mal de la azotea. Pero voy con tanto flow que hasta tú te meneas…Y puede que no sea la más bella del bar, pero he visto la lascivia en tu mirada al verme caminar.

Un consejo final: fíjate con quien vas…Si con gente inadecuada
en esta vida inocua das…no quiero darte un susto ni soltarte un discurso
pero puede que acabes pasando de todo menos de curso.

Txispi (Bilbao)

Share


  1. ¿Tienes algo que decir?



0